Attribute Type Value
text string 'Comunicación'
url string '/content/view/full/246'
url_alias string 'Comunicacion'
node_id string 246

Adiestramiento de nuestros perros para la caza

Adiestramiento de nuestros perros para la caza

Un perro de caza nace y se hace desde pequeñito, no sin un gran esfuerzo y sacrificio por parte de su dueño, pues el adiestramiento es clave para este propósito.

Para que nuestro can sea realmente útil en la caza debe cumplir unas fases de adiestramiento específicos. Puede tener unos genes estupendos pero si no sabemos potenciarlos desde jovencitos, no tendrá las aptitudes necesarias.

Desde cachorros, mediante juegos y otras prácticas, debemos enseñarles pautas concretas para que luego demuestre su valía en el campo.

Una de las más comunes y que mejores resultados dan, es someterlo a la prueba de la "mariposa", así valorarás sus condiciones innatas de muestra y cobro. La mariposa es una caña con un hilo en el extremo al cuál se le sujeta un cebo, que puede ser un trozo de piel de conejo, liebre o una ramillete de plumas de perdiz. Hay que dejar que jueguen con él para que se acostumbren. En este momento los cachorros que muestren miedo revelarán que no serán aptos para cazar. Pero aquel que se lance a por el señuelo a la primera y después busque con su olfato el cebo artificial será sin duda el mejor. ¡Ese deberás elegir como tu fiel compañero de caza!

Algunos aspectos importante a considerar también es que los perros deben ser sociables y convivir armoniosamente con personas u otros perros, así como acudir siempre a la llamada de su dueño.

Dentro de la diversidad de modalidades, especies e incluso áreas geográficas en donde vayamos a cazar, el entreno del perro deber estar adaptado concretamente para ellas. Y es que no es lo mismo cazar perdices en La Mancha, que becadas en el Pirineo.

Uno de los asuntos que más quebraderos de cabeza dan a los dueños de perros es sin duda el tema del cobro. El hecho en sí de cobrar es verdaderamente complejo, ya que requiere la suma de todas las habilidades del perro. Para analizar la acción global, es conveniente dividirla en las siguientes fases:

  1. Localización de la pieza.
  2. Recogida.
  3. Llevar la pieza al dueño.
  4. Posicionamiento ante él.
  5. Soltar la pieza a la orden.

Pero como hemos dicho anteriormente, lo fundamental es que tenga instinto innato desde pequeño, aunque luego nos quede un duro trabajo en casa y en el campo hasta que se convierta en el mejor compañero y nos regale unas excelentes jornadas cinegéticas.

Caza seguro, caza con Mutuasport.

Para ser un buen cazador, tienes que ser prudente con tus actos y respetuoso con el campo y contar con un buen seguro de caza.

Consulta nuestra web para disfrutar con toda seguridad nuestra actividad favorita www.mutuasport.com

Enviar comentario

proteccion datos 2018

Si necesita más información sobre nuestra política de privacidad, consulte el siguiente enlace: Política de privacidad