Attribute Type Value
text string 'Comunicación'
url string '/content/view/full/246'
url_alias string 'Comunicacion'
node_id string 246

CONSERVACION DE NUESTRAS ARMAS

CONSERVACION DE NUESTRAS ARMAS

Una vez finalizada la temporada es conveniente guardar nuestras armas, escopetas o rifles en perfecto estado para usarlas nuevamente cuando las necesitemos.

Si tenemos un mínimo conocimiento de nuestra arma bastará con tener un trapo de algodón que no suerte pelusa, una baqueta para limpiar el interior del cañón, disolvente para eliminar óxido, restos de pólvora etc., aceite para lubricar y aceite para maderas.

Desmontaremos las partes del arma fundamentales sea escopeta rifle y hasta donde nosotros seamos capaces de manejar sin complicaciones para luego volver a montar correctamente

Si tenemos algo de óxido como consecuencia del sudor de nuestras manos o por inclemencias meteorológicas, es conveniente untar toda la zona oxidada con disolvente para eliminarlo, dejándolo un tiempo prudencial para que el producto actúe. También en zonas con suciedad y restos de pólvora o gases debemos rociar el disolvente, interior y exterior de cañones, pistones de toma de gases, grupo disparo etc. Si podemos utilizaremos una pequeña brocha para remover la suciedad y ponemos a escurrir.

Posteriormente procedemos a retirar con un paño seco dicho disolvente, intentando dejarlo lo mejor limpio posible todas las zonas del arma.

Para la limpieza del cañón interiormente debemos utilizar la baqueta, en primer lugar, con el escobillon de cerdas de cobre, dándole varias pasadas para eliminar restos de plomo y latón.

Seguidamente pasaremos un escobillon de trapo para secar bien las impurezas que queden. Y por último pasaremos otro escobillon de trapo o lana ligeramente lubricado para su conservación.

Es importante que cuando vayamos a usar nuevamente el arma hay que retirar el aceite y muy especialmente en el interior del cañón, ya que puede resultar peligroso y dañarlo.

Una vez limpia el arma y retirada toda la suciedad lubricaremos ligeramente las zonas donde hay más fricción del mecanismo, enganches, extractores, cerrojo, muelles reales etc. También el cañón exteriormente.

Si las maderas de nuestra arma son al aceite seria conviene hidratarlas con grasa o aceite especial para las mismas, con ello conseguiremos además de su conservación, realzar su belleza.

Importante como he dicho anteriormente, al volver hacer uso de ella, retirar el aceite exterior e interior.

Si por el contrario quiere una limpieza más profesional lleve el arma a un maestro armero de su confianza.

Recordar, revisar siempre sus armas y asegurarse de que están totalmente descargadas.

 

José Luis Varona Lucena. 

Armería Varona

Enviar comentario

proteccion datos 2018

Si necesita más información sobre nuestra política de privacidad, consulte el siguiente enlace: Política de privacidad